powered by social2s

1.InauguraciónexpoJavierVallejofototecazac
Zacatecas. El comunicador rememoró varias anécdotas en la inauguración de su exposición en la Fototeca

El 2 de octubre en Tlatelolco; el programa espacial Apolo que culminó en el alunizaje en 1969; la guerra de Vietnam, y las giras como enviado a cubrir las visitas de los presidentes de México a varios países, fueron rememorados por Javier Vallejo con los asistentes a la inauguración de su exposición en la Fototeca.

Vallejo Coronel contó cómo inició su carrera como fotoperiodista en El Sol de San Luis Potosí, y cómo pasó a El Sol de México en la Ciudad de México, donde implementó un sistema de trabajo que le permitía cubrir numerosos eventos y tener las fotografías listas poco después de ocurridos los eventos con una gran calidad estética y técnica, para satisfacer la gran demanda de información en uno de los periódicos más influyentes y tecnológicamente más avanzados de Iberoamérica, en el que informó visualmente hasta 1979.

Narró anécdotas sobre los miles de retratos de políticos, deportistas, artistas, delincuentes y otros eventos de carácter local, nacional y mundial que le tocó cubrir periodísticamente en 30 años de labor ininterrumpida.

A pregunta del público de por qué no hubo fotos de la masacre el 3 de octubre de 1968 en la mayor parte de los periódicos del país, especialmente en El Sol de México, señaló que fue por indicación de la Presidencia de la República al coronel José García Valseca, director y propietario de El Sol de México y la cadena de diarios que poseía en todo el país.

Comentó que un equipo de fotógrafos, bajo su dirección, se apostó en varios sitios estratégicos de la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre, lo que les permitió producir ese día “más de 5,000 fotografías”, que documentaban la represión, golpes, disparos, personajes, entre dirigentes y manifestantes, así como cuerpos de heridos y muertos en el sitio y en morgues. No obstante, García Valseca le pidió personalmente todas las más de 5,000 imágenes, las cuales guardó en su escritorio, diciéndole, que ya estaba todo listo para la edición de mañana 3 de octubre, que no se preocupara por qué foto ilustraría mañana, y le agradeció cubrir el suceso de forma tan amplia.

Vallejo Coronel hizo un reconocimiento a todos los periodistas asesinados “por el simple hecho de decir la verdad”, y expresó confianza en la nueva generación de periodistas que buscan informar con precisión, veracidad y sin interés de lucro.

Por último, invitó al público, especialmente a los jóvenes, a observar las imágenes que fueron eventos “cotidianos” en su momento, y ahora son considerados sucesos “históricos”, que tuvo el privilegio y suerte de registrar con su cámara, sin imaginar su trascendencia actual.

e-max.it: your social media marketing partner