aquíencontraronZacatecas. Todo indica, sin embargo, que es la pequeña extraviada en Gavilanes; por protocolos debe apegarse a pruebas científicas, justifican

Entre medias palabras y contradicciones, autoridades de Seguridad Pública y Justicia, dijeron que no y que sí es el cadáver de la niña desaparecida San Juana “N”, el que fue encontrado este mediodía en la colonia Las Flores, de Guadalupe, en un terreno baldío, sobre el embovedado que cruza la zona, con signos de violencia que, conforme a los protocolos, se desprenderá, en su caso, si se trató de una agresión sexual.

Esta tarde, las autoridades de Seguridad y Justicia, Ismael Camberos Hernández, secretario de Seguridad Pública, el subprocurador de Investigaciones y Procesos Penales, Jesús Manuel Valerio Pérez y la Fiscal Especializada en Delitos Contra las Mujeres por Razones de Género, Fátima Xóchitl Encina,  dieron una rueda de prensa en la que descartaron emergencia por el delito de sustracción de menores en Zacatecas, información que ha trascendido en algunas redes sociales y genera temor ciudadano, pero que, contundentemente fue rechazada.

En una postura insistente en no generar alarma entre la población, apelando a la responsabilidad de los comunicadores y cuestionando versiones aparecidas en las redes sociales, los funcionarios pidieron esperar hasta que “científicamente” se compruebe que es el cuerpo de la pequeña que hace cuatro días desapareció cuando salió a la tienda.

Los reporteros insistieron en los porqués de la no identificación inmediata de la menor, a lo que se explicó que el cadáver presentaba descomposición notable y que se le harían pruebas de ADN y otras conforme a los protocolos que se activan en estos casos.

Por parte de las autoridades se apeló de forma abundante a no lesionar la integridad de la víctima ni de sus padres, aunque también se habló de signos de violencia y crimen de odio o feminicidio.

Personal del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses (IZCF) trabaja en la identificación del cuerpo y busca determinar las causas de la muerte.

El representante de la Fiscalía, aseguró que la temporada de calor y el lugar donde se localizó propició no poder identificarla, incluso por el tipo de ropa no fue posible.

Asimismo, trascendió inicialmente que los propios padres de la pequeña no pudieron identificar el cuerpo, aunque el funcionario aseveró que la menor se encontraba íntegra, y que es falso que estuviera desmembrada.

En 2018 se llevan siete alertas de desaparición de menores, pero esta es la única de no localización hasta el momento. Además van 54 carpetas de investigación abiertas por feminicidio, se informó a preguntas expresas.

e-max.it: your social media marketing partner