Legisladores
powered by social2s

sesionenprivadoFue aprobada por mayoría la venta de terreno de Issstezac; cuestionan ilegalidad de la sesión

La sesión desarrollada en sede alterna, a puerta cerrada, sin declaración oficial ni protocolaria, es ilegal y violatoria de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, que prohíbe expresamente la realización de sesiones privadas, señaló Javier Calzada diputado local por el distrito II de la LXIII Legislatura.

“Esta reunión está estrictamente prohibida, de tal manera que los acuerdos que se están tomando en esta sesión, carecen de la legalidad para poder sesionar, no obstante que, entiendo las circunstancias en que estamos trabajando, pero no se están dando las garantías para que los medios de comunicación cumplan con su labor, que los ciudadanos se informen y estén definiendo sus intereses”, manifestó.

Esto luego de la instalación de la sesión del pleno en un céntrico restaurante de la capital, habilitado como sede alterna al palacio legislativo en la que Javier Cazada manifestó su desacuerdo y señaló falta de oficio y voluntad política, así como desaseo en la práctica legislativa al intentar sesionar a puerta cerrada para discutir y aprobar asuntos de carácter público y de sumo interés para la sociedad zacatecana.

Durante la accidentada sesión en que se desahogaron varios puntos y fue aprobada la venta de uno de los inmuebles del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas, Javier Calzada emitió su rechazo y voto en contra de la medida al asegurar que, en primera instancia dicha votación y discusión no reunía los mínimos legales para su efecto por el carácter de ilegalidad en la que se instaló y desarrolló la citada sesión. “Esta  sesión con la característica de privada es absolutamente ilegal, tomar una decisión en esas condiciones para enajenar un predio del Issstezac, es errónea y seria recurrida legalmente esta decisión”, aseveró.

Irrumpieron manifestantes que lograron abrir la puerta justo al momento de la votación, hubo golpes, insultos, empellones y gritos, contra los y las diputadas de la Legislatura local, hasta un establecimiento gastronómico en el Centro HIstórico, donde tuvieron que sesionar al estar bloqueado desde las primeras horas del día su recinto oficial por activistas de la comunidad Lésbico-Gay.

Además, entraron a la fuerza en la sede alterna maestros opositores a la venta de un terreno donado en sexenios pasados a favor de Issstezac, quienes presenciaron que la mayoría de votos, de diputados del PRI, aprobaron la enajenación, por lo que lanzaron consignas contra los diputados.

Se vio salir escoltada por sus guardaespaldas, en huida a la presidenta de la mesa directiva, la diputada local del Partido Verde Ecologista de México, Susana Rodríguez, quien recibió diversas recriminaciones al considerarse como una de las operadoras principales del aplazamiento de la legalización de los matrimonios igualitarios.

El episodio ilustró a manifestantes enardecidos e impotentes respecto a las decisiones que se toman por mayoría, y que en el caso del Issstezac. Votaron en contra de la enajenación casi toda la fracción de Morena,  menos Felipe Delgado, quien se retiró de la sesión y tres abstenciones, entre ellas de Mónica Borrego y Navidad Rayas, quienes acusaron que la sesión era ilegal. La fracción del PRD a través de Juan Mendoza y Eduardo Rodríguez Ferrer decidieron no votar. Los dos diputados del PES en contra. Asimismo,  la legisladora Gabriela Pinedo, del PT, en contra.

e-max.it: your social media marketing partner
AGROALIMENTARIA 2019