powered by social2s

IMG 7393Zacatecas. Solicitan el apoyo de los diputados locales y denuncian que la empresa incumple acuerdos

 

Alrededor de 40 ejidatarios de la comunidad de Matamoros, municipio de Melchor Ocampo, respaldados por el Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) que dirige José Narro Céspedes, luego de realizar una marcha por la capital, arribaron al Congreso Estatal para solicitar el apoyo de los diputados y exigir al gobierno de Miguel Alonso que detenga los acosos policiacos en su contra.

Encabezados por Felipe Pinedo Hernández, coordinador del FPLZ, los ejidatarios refirieron que desde el pasado 20 de abril se mantienen en plantón pues la Minera Peñasquito no ha respetado acuerdos y piden no sean despojados de sus tierras, no contaminen y respeten el medio ambiente.

Felipe Pinedo explicó a los diputados que por primera vez los ejidatarios llegan a la capital desde esta comunidad ubicada a 400 kilómetros, debido a que han sido ignorados por las autoridades federal, estatal y municipal, aunque lo único que solicitan es que la minera pague conforme a derecho sus tierras, que son alrededor de 134 hectáreas en posesión mediante una ocupación temporal.

Acompañado por los diputados Juan Carlos Regis, Eugenia Flores, José Luis Figueroa, Mario Cervantes e Iván de Santiago, Felipe Pinedo refirió que la minera afecta a varios ejidos de la región de Mazapil y Melchor Ocampo, toda vez que ha perforado 150 pozos a una profundidad de 700 metros.

Lo anterior, añadió, ha provocado que el agua se haya agotado totalmente en el ejido de Cedros y los pozos de riego de El Vergel y ahora con la perforación de 35 pozos en Matamoros, se terminará de agotar el líquido de aquella región del semidesierto.

Dijo que a siete meses no hay un acercamiento del gobierno del estado, que no ha sentado a la mesa a la minera para que les cumpla a los ejidatarios.

El dirigente del FPLZ advirtió que la presa de jales de Peñasquito está a punto del colapso y pone en riesgo de muerte a los habitantes de tres comunidades aledañas.

Y ante estos escenarios y mientras el gobierno no llame a la gente de Peñasquito para darle una solución, podría venir una tragedia minera por la grave actitud de omisión.

Además, Pinedo Hernández refirió que desde hace días la Policía Estatal y el Ejército rondan la comunidad de Matamoros y acusan a los ejidatarios por extorsión y despojo, porque hay órdenes de presentación contra más de 25 compañeros, y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGEZ) ha dado entrada a las demandas "contra la gente que lo único que hace es defender las tierras, su vida y patrimonio".

e-max.it: your social media marketing partner