Gobierno
powered by social2s

SegobEstancadas, las negociaciones en la Secretaría de Gobernación entre ejidatarios y representantes de la minera

Ciudad de México.-Como principal cabeza en las mesas de negociación que se llevan a cabo en la Secretaría de Gobernación (Segob), entre ejidatarios, transportistas y la trasnacional Newmont-Goldcorp, Felipe Pinedo Hernández, dirigente del Frente de Comunidades Afectadas por la Minería (FCAM), tras rechazar las declaraciones del secretario de Economía del Gobierno del Estado de Zacatecas, Carlos Fernando Bárcena Pous, en el sentido de que hay avances sustanciales hasta el 70 por ciento de los acuerdos, dijo que, por el contrario, los compromisos sustanciales no han sido atendidos por la minera asentada en el municipio de Mazapil.

El representante de los ejidatarios de Cedros y de la Unión de Transportistas y Trabajadores del Municipio de Mazapil, refirió que luego de 60 días de negociación, tras un bloqueo que duró 79, y a partir del convenio firmado el 14 de junio con la garante de la ministra Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, a la fecha nos resultados no han sido satisfactorios.

Como consecuencia de ello, agregó, los puntos nodales del origen del conflicto, como resarcir el agotamiento del manantial desde el 2012, las afectaciones ambientales, garantizar el agua para consumo humano, doméstico, agrícola, ganadero y recreativo; además de la generación de empleo para los transportistas, son temas que en lo básico no se han resuelto.

De tal forma, descalificó las declaraciones del funcionario estatal Carlos Fernando Bárcena, porque no hay avances sustanciales; por el contrario, mencionó, la propuesta de la empresa ha sido muy escueta y superficial en diversos rubros. Ejemplificó en éste sentido, la perforación de un pozo para uso doméstico y dos para otro uso, “pero no garantizan ni será suficiente comparado con el flujo de 12 pulgadas que tenía el manantial”, advirtió.

Afirmó que la empresa minera únicamente ha resuelto los temas que se suscitaron durante el bloqueo de la mina, como el retiro de las demandas penales y la reinstalación de 19 trabajadores que fueron despedidos durante el conflicto, y la reactivación de cuatro proveedores de transporte de personal.

Por otro lado, informó que aún están vigentes las demandas de tipo civil que  durante la toma de la mina se interpusieron en contra de diversos compañeros.

En el tema de los transportistas, Felipe Pinedo refirió que luego de que éstos prestaban su servicio a través de 146 unidades, hasta hace dos días la empresa sólo ofrecía trabajo para 50 unidades de 14 metros; o sea, 106 menos de las que venían operando.

Visualizó que ante la falta de resultados durante las mesas de negociación en la Segob, el secretario de Economía de Zacatecas no tiene la calidad moral para echar las campanas al vuelo y asegurar que hay avances concretos en las negociaciones con la empresa.

Asimismo, refirió que hay dos auditorías, una ambiental y la otra hídrica, “pero en realidad no hay garantías, sino que se siente el clima de una instancia (Segob) que funge más como moderador de las mesas de diálogo y no como autoridad, mientras que el gobierno estatal se lava las manos al argumentar que es un tema federal”, agregó Pinedo Hernández.

En este entorno, Felipe Pinedo afirmó que está latente la agudización del conflicto y no descartó una nueva toma final de pronóstico reservado, pues los ejidatarios no se levantarán con sólo promesas de solución como ha venido sucediendo, “pero seguimos siendo tolerantes”, sostuvo.

Auguró que la semana entrante será definitoria en tanto la empresa no cumpla los compromisos pactados y urgentes, porque lo que pretenden los ejidatarios y transportistas es que el tema no se judicialice, pero seguirán actuando con sus prácticas de lucha con la capacidad de organización para que haya avances importantes que beneficien ambas partes.

Finalmente, Felipe Pinedo aclaró que este conflicto ya no es un asunto de “Narro” o de “Felipe”, porque el senador se mantiene ocupado en sus tareas legislativas, pero como promotor de que las cosas se solucionen, respaldará la decisión que de manera autónoma y democrática tomen los ejidatarios y transportistas de Mazapil.

El senador zacatecano, antes, había publicado en su cuenta de twitter: “Presidente Andrés Manuel, Gracias por su respaldo y apoyo para solucionar los conflictos entre ejidatarios de Cedros y la Mina Peñasquito, debido a los daños al medio ambiente y a las comunidades del semidesierto zacatecano”.

e-max.it: your social media marketing partner
CANJE DE ARMAS