Opinión

trío deA 22 años de la primera alternancia política en Zacatecas

Manuel Ibarra Santos

                                                                                        

            En este mes de septiembre se cumplen 22 años de la fecha en que el movimiento social por La Dignidad y la Democracia, previa a la realización de un proceso electoral histórico y ejemplar, condujo (el día 12) a Ricardo Monreal Ávila, a la toma de posesión del poder público en Zacatecas. Se había concretado en un hecho inédito, así, la primera alternancia política en la entidad, luego de una tradición hegemónica de 69 años de continuidad del partido dominante. El desafío al viejo régimen se hizo realidad y eso originó en el Estado y el país, una serie de reacomodos, rupturas y reestructuraciones importantes.

            El movimiento socio/político emblemático que encabezó entonces Ricardo Monreal, en alianza con la sociedad, creó interesantes espacios de oxigenación de la vida democrática de México y auspició varios procesos, entre los que podemos mencionar los siguientes: 1).-Consolidó las vías institucionales de acceso de la izquierda al poder público; 2).-Fortaleció los horizontes de la pluralidad política; 3).-Abrió renovados cauces a la organización de la participación social, impensables para la época; 4).-Sembró la semilla de los gobiernos divididos; y 5).-Se instaló una nueva narrativa de la vida política del país.

            La construcción de la primera alternancia política en la historia de Zacatecas, en 1998, fue conducida por un vehículo con tres motores; a).-La energía y el ímpetu de la organización de la sociedad, bien encauzada, la que demandaba un cambio; b).-El liderazgo de Monreal, un personaje que supo leer con precisión los tiempos de coyuntura y que aceptó enfrentar con audacia e inteligencia el desafío; y c).-El acompañamiento y apoyo decidido que otorgó a nivel nacional, en esas fechas, Andrés Manuel López Obrador, al movimiento local. La fuerza carismática de AMLO fue determinante para el triunfo del “monrealazo”.

            Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Monreal Ávila han caminado juntos por más de dos décadas en una lucha intensa y complicada por mejorar los horizontes en la participación democrática de la Nación, en un periodo que les ha impuesto, a ambos, verdaderos desafíos. El primero logró, lo que nadie se imaginaba, la conquista del poder presidencial, en una elección histórica como la del 2018. Ahora lo verdaderamente complicado será empedrar los caminos para concretar la transición de la República hacia un nuevo régimen.

            Por su parte, Ricardo Monreal se encuentra cerca de AMLO, trabajando en la construcción de acuerdos para el presidente, considerado ya el zacatecano como uno de sus operadores más eficientes.

            La elección reciente del legislador Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, como presidente de la mesa directiva del Senado, a través de planilla única, mediante un pacto terso, armónico y planchado, decisión a la que se sumaron aliados y opositores, deja una vez más bien parado a Ricardo Monreal, quien se muestra como un operador conciliador y dialogante. Le entrega, de esa forma, buenas cuentas al presidente López Obrador.

            Debatir por eso, si Ricardo Monreal está cerca o no del ánimo del jefe de la Nación, Andrés Manuel López Obrador resulta a todas luces ocioso. El otro zacatecano que cuenta con el afecto del presidente es David Monreal. Eso queda fuera de toda duda.

            Se cumplen 22 años de la llegada de Ricardo Monreal al gobierno de la entidad. Incompresible resulta ahora la historia política reciente de Zacatecas, sin la racionalización del movimiento de 1998. Tan es así que, dos de los tres gobernantes en el Estado, después de Monreal, se formaron al fragor de la primera alternancia política.

            EL MONREALISMO Y LOS RESULTADOS ELECTORALES:

            El triunfo electoral de Ricardo Monreal en 1998 se concretó en las urnas con el extraordinario apoyo ciudadano de 211 mil 988 sufragios (44%), seguido por el PRI con 182 mil votos (38%) y un tercer lugar lo obtuvo el PAN con 63 mil sufragios. La participación ciudadana en los comicios de ese año fue del 63%.

De los municipios que votaron en forma mayoritariamente abrumadora por Ricardo Monreal se localizan los siguientes: Fresnillo (70%), Zacatecas capital (63%) y Guadalupe (57.8%). En este corredor urbano, <donde la alternancia política fue contundente>, se hizo posible la consolidación del triunfo del movimiento por La Dignidad y la Democracia.

            En ese año de la alternancia, los comicios condujeron a la construcción de un gobierno dividido, debido a que el PRI ganó la mayoría de los municipios y de las diputaciones locales.

            Contrario a lo que se esperaba, Ricardo Monreal Ávila registró en 1998 un abrumador apoyo del voto del sector urbano, el que se manifestó en más de un 50% a su favor.

            LOS COMICIOS DEL 21 Y SU ESCENARIOS

            Si las tendencias se mantienen a la fecha, esto pudiera desembocar inexorablemente en la segunda alternancia política de Zacatecas. Sólo el tiempo y los actores lo determinarán.      

           

           

e-max.it: your social media marketing partner
LÍNEA SECRETARIO