Opinión

Andrés Manuel en ZacatecasManuel Ibarra Santos

            El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador visita por sexta ocasión nuestra entidad en lo que va de su administración (4 veces lo hizo en el 2019), en momentos en que se requiere, con urgencia, del apoyo del gobierno de la Federación para enfrentar las múltiples crisis que se ciernen sobre la geografía del Estado (la sanitaria, económica y de seguridad, entre otras), que colocan a Zacatecas en una situación traumática de virtual parálisis y estancamiento, nunca antes registrada en su historia reciente.

            El arribo de López Obrador a nuestro Estado se realiza, por otra parte, en una coyuntura nacional cuando su gobierno profundiza la lucha en contra de la corrupción, dirigida a desmantelar y derrumbar “la mafiocracia”, que ha dominado por décadas la vida del país.

            El concepto de “mafiocracia” se utilizó en el cono sur americano, en las décadas ochenta y noventa del siglo pasado (acuñado por Fernando Solanas), para designar los gobiernos en manos de élites políticas (la oligarquía, pues) y que actúan en complicidad con las redes de las organizaciones criminales, para saquear de manera inmisericorde los recursos del pueblo.

            Las características de la mafiocracia son varias, pero podemos destacar cinco: 1).-Ausencia de instituciones democráticas; 2).-Inexistente estado de derecho e incremento de la impunidad; 3).-Estructuras cómplices del poder con las mafias criminales; 4).-Actuación ineficiente del estado para atender las demandas ciudadanas; y 5).-Amplias redes de servidores públicos corruptos.

              López Obrador ha emprendido de manera sorprendente (-no como maquinación para distraer ni como pretexto exculpatorio de lo que pasa hoy, producto de la pandemia sanitaria derivada del covid-19) una cruzada en contra de las estructuras del antiguo estadio mafioso, iniciativa que se ha constituido, además, en una especie de memorial que recupera la historia del saqueo que ha padecido el país. Con eso se busca actualizar los instrumentos jurídicos para castigar la corrupción política y generar conciencia ciudadana que ayude a detener el robo de los recursos y las riquezas del pueblo.

            Los mecanismos para operar la caída y dinamitar la estructura de la mafiocracia en México, ha seguido en la administración López Obrador diversos caminos, entre los que podemos mencionar los siguientes:

            I)El desmantelamiento de las estructuras financieras del crimen organizado, mediante el bloqueo de miles de cuentas bancarias de personas físicas y morales asociadas al narcotráfico; II)Eliminación de las rutas de la corrupción en los circuitos privados que hacían posible que los grandes empresarios evadieran y no pagarán impuestos al fisco; III)Iniciativa para castigar a los juzgadores que han venido actuando en complicidad con las organizaciones criminales desde los espacios del poder judicial; y IV)Combate a la corrupción política.

            Por su lucha en contra de la corrupción y la impunidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador está ganando en la percepción colectiva la batalla que le otorga el apoyo de una extraordinaria confianza ciudadana. Llega a Zacatecas con una gran legitimidad y legitimación de sus políticas, con el respaldo del 58% de la población (Fuente: Encuesta El Financiero-agosto 2020). Eso rebasa, incluso, su aprobación respecto al porcentaje de votación que obtuvo en los comicios del 2018, que fue del 53%.

Que no se equivoquen, por lo tanto, aquellos que pretenden insolentemente continuar desde Zacatecas en la línea del desafío y la conspiración, frente al poder presidencial.

            La gira del presidente por nuestro Estado, generará para las elites gobernantes locales, la oportunidad de construir un gran pacto de colaboración con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Hacer lo contrario resultará suicida, que afectaría más aún a Zacatecas.

            MEMORIAL DEL SAQUEO Y LA SUCESIÓN DEL 2021.

            El escritor Fernando Ezequiel “Pino” Solanas publicó en el 2004 el memorable guion y documental “Memoria del Saqueo”, que dio cuenta del brutal robo y saqueo de que fue objeto la república de Argentina, por las elites políticas (en complicidad con las organizaciones criminales), desde la dictadura militar de 1976, hasta la terminación del gobierno de Carlos Saúl Menen, en 1999, el ladrón de la patria. Siempre, por salud pública resulta importante el ejercicio del repaso de la historia, para evitar que se repitan los mismos horrores.

            En la actualidad, con sus políticas anti/corrupción, el presidente López Obrador está haciendo un ejercicio colectivo excepcional de recuperación de La Memoria del Saqueo, que ha padecido México, para impedir que se repita.

            El conocimiento de dicha historia en nuestra entidad, impedirá y cerrará el paso, en los comicios del 2021, a quienes saquearon y endeudaron al pueblo de Zacatecas. Esta circunstancia abre los escenarios para concretar, el próximo año, la segunda alternancia política, luego de la experimentada en 1998, con el monrealazo.

           

            LA VISITA PRESIDENCIAL:

          La visita presidencial de este día (20/VIII/2020) crea una excepcional oportunidad para sumar aliados que apoyen el desarrollo de Zacatecas.

           

e-max.it: your social media marketing partner
LÍNEA SECRETARIO