Opinión

07 03 2019 FO
Martha Elba Torres

SemMéxico

Justicia y ley. Dos palabras claves con las que el presidente López Obrador vuelve a sacudir el pensamiento crítico que exige claridad, precisión, equidad y evidencias, para evitar esas  impresiones distorsionadas a partir de las filias y fobias tan explosivas en estos momentos.

Conceptualizo a Friedrich Nietzsche (1844-1900): No hay reglas, no hay normas, no hay leyes; no hay otra guía que un poderoso instinto de probidad, de honestidad, de bondad, de honradez, para interpretar el razonamiento presidencial.

La mediocridad dice el filósofo alemán- es la más feliz de las máscaras que puede usar un espíritu superior, porque el gran número, los mediocres, no sospechan que en ello haya engaño y, sin embargo, por esto es por lo que se sirve de esta arma el espíritu superior: para no irritar, y en casos no raros, por compasión y bondad.

Entonces, cuando señala que la verdad es cuestión de fuerza, quien tiene el poder establece lo que es verdadero, lo que es justo, lo que es conveniente.

Deduzco así, como argumentó López Obrador que si tiene que optar entre justicia y ley, se decide por la justicia, pero en su muy subjetiva interpretación.

Entiendo, lo que el lunes 16 en su mañanera, dijo sobre “la ley es para las mujeres y los hombres”, pero sigo sin cuadrar “no las mujeres y los hombres para la ley”. Alguien que me ayude.

El caso que para Amlo, la supremacía de la justicia a los “muy dañados” maestros de la CNTE, está sobre la Carta Magna y cualquier otro interés nacional y social. Por eso impone un asunto político, a la ley.

Por eso queda claro que al Presidente no le interesa la “reconciliación” nacional, sino con la CNTE. Porque es el único grupo de presión política, fáctico, que hay que reconocerlo, tiene el poder de desafiarlo y doblarlo –como ya lo hizo-. No en las ruedas de prensa con preguntas incómodas ni en las encerronas con empresarios. A la Coordinadora, el propio Amlo lo cubrió con el manto de la impunidad total. Así provoquen muertes, el desplome económico, nada con ellos.

Les tiene miedo.

Acabamos de ver ayer la respuesta de la Sección 22 de la CNTE, en Oaxaca: “hasta no ver, no creer”. Se burlan de la palabra del Presidente: “queremos que los legisladores hagan su trabajo y echen abajo la reforma (educativa) como se comprometieron en campaña". Qué pena.

Pero eso sí, están desde el lunes 15 en vagaciones, y regresarán a las calles y a San Lázaro, en mayo.

No entraré al debate de la anticonstitucionalidad del “memo” o que si es “asunto político” más que legal, ni menos al viejo debate entre legalidad y legitimidad, que trató de revivir inútilmente Ricardo Monreal ante la falta de una argumentación sólida para defender a su amo y señor. Lo que me preocupa: que por el portal que abrió a la CNTE, de justicia por encima de la ley, se cuelen más demonios.

De acuerdo al informe 2018 que la CNDH presentó a la Cámara Baja, en enero de este año, un total de 246 linchamientos ocurrieron a nivel nacional; 80 por ciento se registraron en los estados de Puebla, de México, Tabasco e Hidalgo.

Pero hablamos de linchamientos consumados, es decir, que se consumó la muerta, pero la tentativa no ha ameritado la atención de las autoridades ni de los ddhh, aunque para el caso sea lo mismo, porque es el reflejo claro del hartazgo a tanta corrupción, impunidad e inseguridad. Un ejemplo: tan solo en Puebla, se dieron 305 intentos de linchamientos, pero solo en 42 terminaron en homicidio.

La justicia por mano propia. ¿Y qué les va a decir el Presidente? ¿Qué para aplicar la justicia está la ley?

De enero a noviembre de 2018, se registraron 760 feminicidios en el país, sin consideraron los casos que no fueron denunciados o tipificados como tal, o las mujeres que están en calidad de desaparecidas, por lo que López Obrador no tiene ni puta idea –perdón por la expresión- de que tan grave es el fenómeno.

Pero ¡no le importa! Lo único que quiere es reconciliarse con la CNTE.

Si a eso nos vamos, toda persona estará en su derecho de defensa propia, por lo que para protegerse de un eventual asalto, para ¿qué permiso de portación de armas? Una nota de Proceso de junio de 2015, reportó entonces –de acuerdo a una investigación de The Daily Post, que en México circulaban 25 millones de armas de fuego ilegales.

Si los malosos están armados, que los buenos también. Eso sería un acto de justicia y de equidad. Con todo esto, ¿esta es la paz quiere López Obrador?...

                                                                                              ***                                                                     

Leía los nuevos lineamientos de la Política de Comunicación Social de la Presidencia, que este año ejercerá como máximo, 5 mil 800 millones de pesos. Y eso que reafirma “el compromiso de mantener la austeridad en el gasto de publicidad, sin utilizar recursos públicos para premiar o castigar a los medios de comunicación”.

Entre los objetivos de la Política de Comunicación Social de López Obrador, está “garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión, transparentar la acción gubernamental, empoderar a la ciudadanía y propiciar la democratización del ecosistema mediático mexicano, así como documentar el impacto de las políticas públicas en la transformación de la realidad nacional”.

“Queda prohibido hacer uso de propaganda gubernamental para presionar, castigar, premiar, privilegiar o coaccionar a comunicadores o medios de comunicación”. Muy bien.

Pero ¿por qué, en esto de “propiciar la democratización del ecosistema mediático mexicano”, de buscar mayor equidad entre los medios y hacer justicia a los pobres y “muy dañados”, no crea también el bono para la inmensa chiquillada mediática?

Puede verse de esta manera: ya no habría necesidad de andar buscando convenios publicitarios por todos lados, si el Presidente es bien justiciero y no condiciona la crítica, porque respeta la libertad de expresión.

¿Si o no, sería un acto de justicia y bien legal…

Interesante el dato sobre los medios que han solicitado su registro al Padrón Nacional en materia: más de 6 mil; aceptados, 2 mil 052 radiodifusoras, 865 canales de televisión y mil 590 impresos. ¿Y los portales? ¿Pues qué tanto piden? Porque bien a bien, no nos puede presumir el Presidente que busca puras lumbreras. Nada más hay que ver su inútil gabinete…

                                                                                              ***

El pasado lunes 15, en el conurbado municipio de Tarímbaro, se registró un hecho sangriento e indignante, por la apatía y desinterés de las autoridades. En in intento a un vehículo de Bansefi, que trasladaba el dinero en efectivo que entrega López Obrador, para tener más control de los beneficiarios, murieron dos policías municipales (un hombre y una mujer), una oficial más resultó gravemente lesionada, mientras que un empleado del banco federal falleció y dos trabajadoras más quedaron heridas. Total: 3 muertos y 3 lesionadas, de acuerdo a la agencia Red 113.

Pero lo inaceptable, es que la policía a la que le dispararon, una joven de 26 años y con hijos, estaba desarmada. Es decir, la mandaron de custodia a un vehículo con dinero, sin con qué defenderse y cuando apenas cinco días antes, en Zitácuaro, hubo un asalto a otra unidad de Bansefi y se llevaron un millón de pesos.

Aquí la responsabilidad de este drama, es de todas las autoridades, comenzando por el presidente municipal, Baltazar Gaona; de su director de policía, del propio banco que no pide protección federal, de la propia Secretaría de Seguridad Pública estatal que se desentiende del hecho.

¿Y saben qué? Ni una palabra del gobernador, del viejo don Balta, menos de su hijo, el diputado Baltazar Gaona García. Nadie. A todos les valió. Porque la vida de una pobre mujer policía no les importa. Es más valioso irse de vacaciones y olvidar todo, mientras el cuerpo de Sandra Guadalupe era velado en su humilde vivienda.

Pinche justicia y pinches leyes. Sirven para lo mismo…

Bibliografía

Riba, Gisela (2012) “La crítica de la verdad en Nietzsche”. Facultat d’Humanitats. Universitat Pompeu Fabra. Recuperado en:  https://repositori.upf.edu/bitstream/handle/10230/20466/Riba_2012.pdf?sequence=1&isAllowed=y

e-max.it: your social media marketing partner
ESTAMOS CUMPLIENDO