Opinión

8marzo17CDMX Cesarmartinez02
Teresa C. Ulloa Ziáurriz/ Mujeres cautivas

Cimacnoticias

La Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés) se suma a la campaña mundial Mil Millones nos Levantamos por la Revolución en Solidaridad con las Mujeres y Niñas Explotadas.

Este 16 de febrero de 2018, a las 16:00 horas, en la Alameda Central, sobre Avenida Juárez, en contra esquina con el Palacio de Bellas Artes, en el Monumento a Madero, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la CATWLAC se sumará junto con organizaciones, colectivos mexicanos y activistas de todo el mundo a la movilización anual Mil Millones nos Levantamos en Solidaridad con las Mujeres y Niñas Explotadas y lo hará hasta que pare la explotación de mujeres y niñas, la desaparición y la violencia de género y feminicida.

Hoy 1 de cada 3 mujeres en todo el planeta será víctima de violencia familiar o violación durante su vida. Esto suma mil millones de mujeres y niñas. Es por eso que cada febrero nos levantamos –en cientos de países al rededor del mundo– para mostrar a nuestros gobiernos, a nuestras sociedades y al mundo entero lo que significan “mil millones” y encender una luz de esperanza contra la impunidad imperante y la injusticia, que en nuestro país asciende a 98 por ciento y que en la mayoría de los casos las sobrevivientes enfrentan solas.

Nos levantamos bailando para expresar alegría, solidaridad y celebrar el hecho de que esta violencia no nos ha vencido.  Nos levantamos para mostrar que estamos determinadas a crear una nueva clase de conciencia, una donde la violencia será resistida hasta que no sea aceptada, sea rechazada socialmente y nadie se atreva siquiera a pensarla o imaginarla.

Mil Millones nos Levantamos (o nos Ponemos de Pie) inició en 2013 con la lucha incansable contra la violencia física y sexual, levantando la voz contra la violación, la violencia familiar, el incesto, la mutilación genital femenina, el acoso y hostigamiento sexual y la trata y explotación sexual, temas que durante 20 años ha encabezado el movimiento V-Day.  

Durante los últimos seis años Mil Millones nos Levantamos ha crecido y las campañas locales se han profundizado, lo que trajo a colación la violencia económica y la violencia de la pobreza, la violencia racial, la de género, la violencia ocasionada por la corrupción, la ocupación de los territorios y la apropiación de los recursos naturales, la agresión y la violencia causada por los desastres ambientales, el cambio climático y el saqueo ambiental, violencias que impactan en las mujeres en el contexto de guerras patrocinadas por nuestros gobiernos, la militarización y la grave crisis interna e internacional de los desplazamientos forzados de millones de personas, y la violencia creada por la codicia capitalista, entre muchas otras.

Este año, la revolución de Mil Millones nos Levantamos, se enfoca una vez más dar visibilidad a la explotación sexual y reproductiva de mujeres y niñas y para estrechar una solidaridad global más fuerte para exigir poner fin a todas las violencias contra las mujeres, en todas sus formas y modalidades.

La Campaña 2019 es de nuevo un reconocimiento de que no podemos erradicar la violencia contra las mujeres sin tomar en cuenta la intersección con la pobreza, el racismo, la guerra, el saqueo ambiental, el capitalismo, el imperialismo y el patriarcado. La impunidad vive en el corazón de estas fuerzas entrelazadas. Además se enfoca en el trabajo doméstico, en el trabajo infantil, en la mendicidad forzada, en los matrimonios infantiles y embarazos forzados.

Entendemos la explotación como la acción o el hecho de tratar a alguien injustamente para obtener un beneficio de su trabajo o de su cuerpo y la acción de hacer uso de ella y beneficiarse de sus recursos. Las mujeres y las niñas son mucho más vulnerables al abuso de poder en todas las áreas: la casa, el lugar de trabajo y económicamente cuando tienen pocas o ninguna oportunidad para sobrevivir.

En México nos levantamos por las desaparecidas, por las víctimas de feminicidio, las víctimas de la delincuencia organizada, las desplazadas, las víctimas de violación, las niñas, contra la explotación sexual y reproductiva, por las madres que buscan a sus hijas e hijos, las víctimas y por las sobrevivientes de trata, de prostitución, de los vientres de alquiler y de otras formas de explotación, las víctimas del trabajo infantil y del turismo sexual y la pornografía infantil, fenómenos que crecen en total impunidad en nuestro país.

Por eso, este 16 de febrero, a las 16:00 horas, nos reuniremos en la Alameda Central para realizar el acto central, para bailar, para protestar.

Mil Millones nos Levantamos es la acción de masas más grande en el mundo para exigir poner fin a la violencia contra las mujeres. La Campaña se desarrolla en o alrededor del Día de San Valentín, que se conmemora el 14 de febrero, y se seguirá desarrollando hasta que logremos erradicar la violencia feminicida y la explotación sexual y reproductiva.

Hoy y cada día, en América Latina, una mujer o niña será víctima de feminicidio, según datos de ONU Mujeres. En nuestro país, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) estima que 9 mujeres son asesinadas al día, lo que significa que el feminicidio ya ha alcanzado niveles pandémicos.

Por eso, hoy, hacemos un llamado a unirse, a ponerse de pie, a levantarse contra la violencia, a resistir, hasta que venzamos al sistema patriarcal.

“En Solidaridad con la Mujeres y las Niñas Explotadas”, Levántate, Resiste, Únete.

Entra, confirma y súmate en https://www.onebillionrising.org/events/mexico-se-levanta-por-la-revolucion-en-solidaridad-con-las-mujeres-y-ninas-explotadas-2/

*Directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, (CATWLAC por sus siglas en inglés).

Twitter: @CATWLACDIR

Facebook: @CATWLAC

e-max.it: your social media marketing partner
ESTAMOS CUMPLIENDO