Opinión

8marzo17Confem Merida RosarioNieto04
Silvia Núñez Esquer/ Mujer Sonora

Cimacnoticias

Marta Lucía Micher Camarena y Wendy Briceño Zuloaga tienen algo en común. Ambas son feministas, han luchado por los derechos de las mujeres y su trayectoria las avala.

Otra cosa que tienen en común es que ambas presidirán sendas Comisiones para la Igualdad, del Senado de la República y de Igualdad de género de la Cámara de diputados, respectivamente.

Algo más que comparten es haber luchado por las demandas de las mujeres, siendo ellas mismas protagonistas de esa lucha, mientras impulsaban la agenda feminista, también llamada de género.

Con la instalación este miércoles 10 de octubre de la Comisión de Igualdad en San Lázaro, las legisladoras coordinarán los trabajos de la histórica legislatura que cuenta con mayoría de su partido, Morena.

Sin embargo, también tendrán encima las exigencias de sus propios compañeros y compañeras que en coalición llegaron a las curules por el Partido Encuentro Social.

Esto es porque para nadie es secreto que ese partido, cual representante de dios en la tierra, impide, cuando puede, que los derechos de las mujeres avancen si eso representa una conducta “pecadora”, traducida a delito penal por anteriores legislaturas.

El PES será la lápida que cargarán las titulares de las comisiones, quienes intentarán, como ya lo han anunciado, armonizar leyes y reglamentos con los tratados internacionales.

Buscarán llevar sus iniciativas hacia un estado lo más acorde posible con los estándares internacionales en el ejercicio de derechos y libertades para todas las personas.

Ambas han sido criticadas ya por los aliados del PES. Los frentes por la familia entre otros, intentan blindar la posibilidad de que entre los cambios pueda ahora sí -como no se logró hace diez años- establecerse la interrupción del embarazo en las mismas condiciones que en la Ciudad de México, en todos los códigos penales del país.

La marcha nacional que están anunciando para los días próximos pretende rivalizar con las movilizaciones verdes que el pasado 28 de septiembre, Día por la despenalización del aborto en Latinoamérica y el Caribe, realizaron miles de mujeres en todas las entidades de México.

A diferencia de cuando el PAN aliado al PRI y otros tenían mayoría, hoy día es posible que con la representación mayoritaria del partido Morena y con quienes se han manifestado ya en favor de la despenalización del aborto, como Patricia Mercado de Movimiento Ciudadano, y otras senadoras, podría lograrse.

La senadora Malú Micher y la diputada federal por el Quinto Distrito en Sonora, Wendy Briceño, están cobijadas por el movimiento feminista y de mujeres del país.

En Sonora, tierra de donde es oriunda Wendy Briceño a través de una carta pronunciamiento en respaldo a las iniciativas que pretende impulsar en la Cámara de diputados en la Comisión de Igualdad de género, las personas que asistieron a la marcha del #28s firmaron de inmediato el apoyo que fue entregado a la propia Briceño.

Más aún, quienes por alguna razón quedaron fuera de ese ejercicio, firmaron en la plataforma change.org a donde se subió dicho pronunciamiento para que más personas pudieran incluirse.  La cifra de firmantes crece día a día.

Por su parte Malú Micher se ha manifestado sorprendida y satisfecha de que los guanajuatenses hayan votado por ella y haya resultado ganadora por mayoría, aún cuando en Guanajuato el único estado en el que no ganó el candidato a la presidencia de la República de Morena, a ella sí la apoyó.

Eso tiene que tener un significado. Por lo pronto, a la vista se advierte que los insultos para su persona como impulsora de más derechos para las mujeres, quedaron atrás para dar paso a una masa crítica que confió en ella.

Pero no solo hay confianza, sino afinidad por sus propuestas. Y eso, es uno de sus mayores logros como mujer política, como lo ha expresado la senadora Micher, quien presidirrá la Comisión para la Igualdad del Senado de la República.

Ambas mujeres harán historia como legisladoras, pero también como auténticas representantes de las feministas.

El PES y sus aliados tendrán que aprender a tolerar propuestas integrales que se ubican en el territorio de un Estado laico.

En las discusiones tendrán que avanzar hacia argumentos sólidos –si es que los hay- para posicionar sus inquietudes, más allá de solo querer coartar a las mujeres el ejercicio de su sexualidad y voluntad para maternizar.

La consigna “educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar; aborto legal para no morir”, constituye la tríada virtuosa para que las mujeres puedan decidir sobre ser madres o no, cuándo y con quién serlo.

Coartar cualquiera de ellas como hemos visto sucede en los gobiernos conservadores o ultra conservadores, viola ese derecho principalísimo de la Constitución.

Los partidos tendrán ahora sí qué discutir y atenerse a los compromisos internacionales y a la realidad mexicana que ha llevado al desastre la salud sexual y reproductiva, elevando a México al primer lugar de los países de la OCDE en embarazo adolescente.

Si las Comisiones de Igualdad retoman esa fórmula, la llevan al pleno y se rompen los grilletes sexuales para las mujeres, en este país podremos decir que juntas hicimos historia.

Firmas en Change.org. Respaldamos iniciativa de reformas para despenalizar el aborto en México.

* Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/

Twitter: @mujersonora                                          

e-max.it: your social media marketing partner
saludzac.gob.mx