UAZ
powered by social2s

02 Homenaje póstumo al universitario René Lara RamosZacatecas. Vivió con entrega, integridad y convicción; pisó fuerte y dejó huella profunda: Antonio Guzmán

La Universidad Autónoma de Zacatecas realizó, en el emblemático edificio de la Preparatoria 1, un homenaje póstumo al maestro René Lara Ramos, en donde albergó el espacio para que desempeñara una de las labores más nobles a las que se puede dedicar una persona: la docencia.

   Al señalar lo anterior el rector de la máxima casa de estudios del estado, Antonio Guzmán Fernández, encabezó la ceremonia post mortem en memoria del universitario René Lara Ramos, en la que estuvieron presentes su esposa, Aurora Cervantes Rodríguez y sus hijos, René Fernando y Lucinda Lara Cervantes.

   En dicha ceremonia el rector mencionó que “habremos de coincidir en que la muerte es el comienzo de una historia que habremos de vivir todos, y en la que solamente podremos contar con la presencia de las personas a quienes amamos”.

  Además, dijo, nuestra trascendencia habrá de estar determinada por nuestro actuar y serán nuestras obras, las que garantizarán la permanencia en la memoria de quienes nos rodearon.

   “Hoy la comunidad universitaria tiene la confortante pero difícil misión de rendir homenaje póstumo a un hombre destacado, sensible y especial, docente de genuina vocación y amante de la vida universitaria”, indicó.

   El rector añadió que las características del homenajeado como persona, así como su labor intelectual y sus valores éticos y humanos, le han permitido trascender y ocupar por siempre, un lugar especial en la memoria institucional. "René vivió la vida con entrega, integridad y convicción; pisó fuerte y dejó huella profunda", dijo.

   Agregó que la pérdida del universitario René Lara Ramos “nos ha conmovido profundamente y comrpendemos lo difícil que será para su familia resignarse, sobre todo por lo estupendo que debe haber sido para ellos compartir en el seno familiar gran parte de su vida, pero su existencia no ha terminado ni se ha extinguido con su partida, sino que perdurará a tavés del legado a sus hijos, alumnos y compañeros que contribuyó a formar”.

   Con este acto, precisó Guzmán Fernández, estamos aprovechando una gran oportunidad que nos da la vida para agradecer y retribuir al maestro René, el tiempo dedicado al fortalecimiento de esta institución, especialmente de nuestra querida preparatoria.

   En la ceremonia post mortem llevada a cabo en el patio central de la Escuela Preparatoria 1 de la UAZ, a nombre de la familia intervino Lucinda Lara Cervantes, quien de forma emotiva describió el tiempo de convivencia con su padre, así como los detalles de cariño paternal.

   Mi padre creía que en la enseñanza del nivel medio superior, aun se podría moldear el pensamiento de los estudiantes para generar ciudadanos críticos, pensantes, defensores de sus ideales y analistas de su realidad. Esta fue durante muchos años de servicio, la vida cotidiana que él llevó: la docencia.

   Durante este tiempo compartió con cientos de alumnos una tarea que le apasionaba. La docencia era su vida y su principal frente de batalla, el salón de clases, señaló.

   Comentó que “en sus años como universitario participó en los movimientos estudiantiles de los años 70s al igual que en la Reforma Universitaria de esa época; también promovió la creación del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (STUAZ); fue de los principales promotores de la Reforma en la escuela preparatoria iniciada en 1988 y concluida en 1993 con una propuesta innovadora”.

   Cabe mencionar su participación en varios planteles de preparatorias como la II, IV y el sistema semiescolarizado. Hoy reconocemos sus aportaciones al engrandecimiento a la Máxima Casa de Estudios, especialmente a la preparatoria, y a su labor sustantiva en el proceso de enseñanza-aprendizaje, precisó.

   A su vez el maestro Felipe Correa García, coordinador del consejo operativo de planeación de la Universidad Autónoma de Zacatecas, compartió una parte de la historia y personalidad del docente universitario, a quien le caracterizó una gran capacidad de análisis y vocación docente y sobre todo, sencillez en su trato y férrea defensa argumentativa en sus postulados.

   La banda de guerra de la escuela preparatoria redobló con sus tambores el toque de duelo de las trompetas, en un ambiente de solemne silencio y respeto por la memoria del maestro René Lara Ramos.

   Asistieron a la ceremonia los secretarios General y de Administración, Rubén Ibarra Reyes y Agustín Serna Aguilera, así como los ex rectores Jesús Manuel Diaz Casas, Virgilio Rivera Delgadillo, Rogelio Cárdenas Hernández y Jesús Silva Cháirez, así como la directora de la Unidad Académica Preparatoria, Mirna del Rocío Garza Ramírez y la comunidad universitaria.

e-max.it: your social media marketing partner
CANJE DE ARMAS CON HASTAG