Educación
powered by social2s

6L8A5848Zacatecas. En sus narraciones está la enfermedad, la muerte, la ceguera, la guerra

Un libro que anida situaciones transitorias a partir de personajes vulnerables y vulnerados, en el que cada párrafo, de los cuentos de los que se conforma, se deja leer con arte y gran fluidez, según los comentarios de los escritores Ave Barrera y Gonzalo Lizardo,  es “La memoria donde ardía”, de Socorro Venegas, que fue presentado en 7° Encuentro Regional de Narrativa

Ave Barrera habló de sus encuentros con Socorro, en particular el del aeropuerto, luego de un vuelo demorado, donde ella le mostró las pruebas de imprenta del libro editado por "Páginas de espuma", que tiene un tamiz y un gusto literario particular, y que esta noche presentaron en Zacatecas.

“El libro me atravesó”, dijo después de un preámbulo. Fue un estado de ánimo en el que me sumieron los cuentos; hubo dos lecturas, una digital y la otra ya con la obra impresa, en una relectura de una enorme diferencia en dos momentos, la segunda más mesurada, de mirada analítica y a mayor distancia.

El libro aporta –dijo- una perspectiva distinta de la realidad periférica  inclinada hacia lo mínimo y lo modesto, donde los personajes  dan esa percepción de vulnerabilidad, que han sufrido o que atravesaron por un sufrimiento mayúsculo; sin embargo, no es una violencia externa o artificial de la naturaleza.

En sus narraciones está la enfermedad, la muerte, la ceguera, la guerra, se trata de situaciones transitorias que no saben cómo pasar a una nueva normalidad y se la tienen que inventar. Están ahí los personajes vulnerables y vulnerados que se acompañan con vitalidad luminosa, a partir del matiz de la muerte, por ejemplo.

La autora de “Puertas demasiado pequeñas”  percibió en la obra de Socorro estados transitorios que van trazando una especie de trayectoria sensible y sutil entre emociones que van tejiendo un tejido fino en conflictos muy humanos.

Gonzalo Lizardo recordó la cuando él y Socorro fueron compañeros del Fonca; también de cómo les impresionaban sus textos y se cuestionaban: ¡esto tiene que ser real, no puede ser inventado! Habló de unas de sus narraciones, de  “Pertenencias” y de la presencia implícita de Goya en sus narraciones.

Compartió que lo asombroso de la literatura no es que se nutra de la experiencia, sino lade la transformación de lo literario de sus textos. Hay aquí imágenes alegóricas, como la del Perro de Goya; hay cuentos que quieren transmitirnos una sensación de desasosiego, desamparo y abandono, incluso  son crueles.

En su exégesis pudo notar que los cuentos de Socorro llevan de la mano al lector a territorios complicados, a problematizar; que expresan muy bien la angustia, como la extrañeza de ser madre, como lo expone en una de sus narraciones.

Lo abyecto está ahí –dijo el escritor zacatecano- ese sentimiento doble con sensibilidad barroca manifiesta en Socorro. Lizardo también hizo referencia a la imagen de la portada del libro, y al título del mismo, que alude a un poema de Quevedo, y nuevamente, en otro de sus cuentos percibió el aire goyezco.

Dio lectura a “Aire de las mariposas” y dijo a sus escuchas que la mariposa es un ser condenado a la muerte, siendo así el anticipo alegórico de un personaje, como el resto de las imágenes literarias que aquí convergen, como la vía láctea, lo luminoso, lo sublime y lo siniestro que se muestran muy bien en esa postura.

Finalmente, Lizardo advirtió que se está ante un libro que habla de cosas cercanas a nosotros. Tiene grandes personajes protagonistas, pero hay otros que acompañan a los personajes principales, y esta construcción es de un gran valor en el arte de narrar. “La memoria donde ardía” –acotó- se deja leer con arte y una gran fluidez.

En su momento, la escritora y editora originaria de San Luis Potosí, Socorro Venegas dijo que esta es una obra que da voz a los personajes marginales, fuera de lo que pareciera más importar. En él explora mundos y miradas, lo equiparó cuando sigue doliendo un miembro amputado, o algo de lo que no se puede hablar, el elegir tirarnos a un pozo o quedarnos a contar lo que nos quedamos a ver.

Las actividades de este segundo día del Encuentro Regional de Narrativa, que es organizado por el Gobierno de Zacatecas, a través del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”, cerró con la lectura en atril de la obra "Las Afueras", escrita por el dramaturgo Iván Guardado

e-max.it: your social media marketing partner
CANJE DE ARMAS CON HASTAG