Economía

diaVistazo estadístico del Inegi en ocasión de celebrarse el Día Mundial de la Alimentación; maíz y frijol, componentes vitales de la dieta de mexicanos

23% de la producción agrícola es para el autoconsumo

 

 

alimentaEn el Día Mundial de la Alimentación, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía indicó hoy que según los datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor en México, en este 2015, la inflación de precios en las legumbres y hortalizas, de diciembre de 2005 a diciembre de 2014, se elevó a 60.5 por ciento, por arriba de la inflación alcanzada por el total de productos, de 44.8 por ciento; y en menor medida sucedió con las frutas, que tuvieron una variación en los precios de 58.5 por ciento para el mismo periodo.

En ocasión de la conmemoración el Inegi retomó datos estadísticos de relevancia en relación a la alimentación de los mexicanos, incluido que en México se tiene una superficie de 109.3 millones de hectáreas de las unidades de producción; sin embargo, sólo 4 de cada 10 hectáreas se destinan a la producción de alimentos.

Indicó también que del total de la producción agrícola en 2014, el 73 por ciento se comercializó, el 23 se utilizó en el autoconsumo de las unidades (humano o animal) y el 4 restante se perdió durante la cosecha, el transporte o en el almacenamiento.

Según el Inegi, de acuerdo a la producción reportada en 2014, cada habitante del país consume en promedio 188 kilogramos de maíz y 12.8 de frijol al año; por otra parte, cada habitante ingiere diariamente un poco más de un cuarto (280 ml) de leche, ya sea en consumo directo o a través de algún derivado.

Producción

La Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2014 reportó una superficie de 109.3 millones de hectáreas a nivel nacional; sin embargo, sólo 4 de cada 10 hectáreas se destinan a la producción de alimentos, sea para consumo humano o para la alimentación de animales domésticos. De esta superficie, 24 por ciento está ocupada por maíz blanco, de la cual se obtiene una producción anual de 21.1 millones de toneladas. Con esto, se estima que cada habitante de México cuenta para su consumo, con 188 kilogramos al año de este grano, lo que equivale a poco más de medio kilo por día, considerando diferentes presentaciones como son harinas, tortillas y botanas, entre otras.

El sorgo grano es el segundo cultivo en importancia, según la superficie sembrada y el volumen de producción que se obtiene de él. En cuanto a la superficie, este producto se siembra en el 8 por ciento de las tierras agrícolas (2.2 millones de hectárea), mismas que producen un total de 7.2 millones de toneladas del grano por año. De éste, la principal especie consumidora es el ganado bovino, especialmente en sistemas de explotación de estabulación y semiestabulación. Se estima que anualmente se dispone de 766 kilogramos del grano por cabeza de ganado bovino al año y 2 por día en la ración del alimento preparado.

El frijol y el maíz representan la base de la alimentación de los mexicanos. Anualmente, los productores de frijol obtienen 1.4 millones de toneladas, de 1.9 millones de hectáreas que se siembran en el territorio nacional. A partir de las variables de producción y población total, se observa que cada habitante consume en promedio 12.8 kilogramos de frijol al año.

La ENA reveló que la producción agrícola tuvo como destino: el 73 por ciento para comercialización, el 23 se utilizó en el autoconsumo de las unidades (humano o animal) y el 4 restante se perdió durante la cosecha, el transporte o en el almacenamiento.

Con relación a los productos de origen animal, en la dieta se consumen básicamente las especies bovinas, porcinas y aves (carne, leche o sus derivados y huevo). Así, el hato de ganado bovino en el país asciende a 28.4 millones de cabezas, de las cuales el 36.6 por ciento (10.4 millones ) son hembras (vacas y vaquillas) que se crían o aprovechan para la producción de leche, y cuyo aporte diario se estima en 31.5 millones de litros de leche, mismos que proveen a cada habitante del país de poco más de un cuarto (280 ml) del producto, ya sea en consumo directo o en algún derivado.

Para la producción de carne de ganado bovino (engorda y pie de cría), se destina el 72.3% por ciento (20.5 millones de cabezas*) del total de cabezas de esta especie.

El aporte de la carne de ganado porcino a la población, según los datos de la ENA 2014, proviene de una piara total de 14.2 millones de cabezas, de las cuales el 62.8 por ciento son de animales en crecimiento o desarrollo; de estos, 7.9 millones son animales de engorda. Del mismo total, el 64 son de raza fina, mientras que el 19.4% corresponde a la cruza de corrientes con finos y el 8.9% son corrientes o criollos.

Existen 399.9 millones de aves de corral, de las cuales el 58 por ciento corresponde a pollos de engorda y el 22.4 a gallinas productoras de huevo y producción de carne. El promedio diario de huevo se estimó en 7 632 toneladas al día.

Con el indicador Índice Nacional de Precios Productor (INPP) se puede observar el comportamiento de los precios de la producción “total de todos los bienes y servicios de la economía nacional”, de los alimentos procedentes de la “agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza” y de los productos provenientes de la “industria alimentaria”.

Los tres conceptos han tenido una tendencia a la baja, al pasar de una variación anual de 7.8 por ciento, 10.3 y 11.9 en 2011 a 0.9, 6.0% y 3.5 en 2014, respectivamente.

Las cifras más actuales del INPP disponibles en el plano mensual de enero a septiembre de 2015 indican que en los precios de los productos de la “agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza” se generó una tendencia a la baja, al pasar de 1.0 por ciento en enero a 0.8 en septiembre. En febrero cayeron los precios respecto al mes anterior en -2.0; asimismo, para los meses de mayo y agosto, la baja de los precios se estableció en -3.9 por ciento y en -2.1, respectivamente.

e-max.it: your social media marketing partner
APOYOS PACIENTES COVID DIF